La palabra Paleo es cada vez más y más conocida. En los supermercados ya se van viendo aperitivos con el nombre de “paleo” en ellos, en los bares hay dulces “paleo” para acompañar el café y hasta en los restaurantes encontramos “platos paleo”.

Parece que ser paleo está de moda y es que mucha gente asocia las palabras “libre de gluten”, “sin gluten” y “gluten free” a seguir una dieta paleolítica, primal o evolutiva. Es cierto que cuando optas por este tipo de alimentación se destierran los cereales de nuestra vida pero, ¿es eso únicamente lo que nos hace “Paleo”?

Sigue leyendo