Que sí, que ya sabemos que San Valentín es muy comercial y que el amor se le tiene que demostrar a la pareja todos los días. También sabemos que días para regalar o tener detalles existen muchos a lo largo del año pero, ¿cuántos de nosotros realmente regalamos un pequeño detalle a nuestra pareja simplemente por el placer de hacerlo? Por nuestra parte, se pueden contar con los dedos de una mano.

Nos dimos cuenta de que únicamente nos hacíamos regalos en aquellos días “socialmente aceptados”: aniversarios, cumpleaños y Navidad. Alguna vez pensábamos en regalar una pequeña tontería pero al final se quedaba simplemente en eso, una bonita idea que nunca llegaba a realizarse.

Es por eso que decidimos darle una oportunidad a San Valentín y empezar a incorporarlo en nuestro calendario. Como ya sabemos, para demostrarle el amor a la pareja no hace falta gastarse toneladas de dinero, simplemente conocer los gustos que demuestren que sabes escuchar a la persona que amas.

Hemos hecho una pequeña recopilación de regalos paleo-frugales que dividiremos en diferentes secciones. ¡Esperamos que os sean útiles y os den ideas!

SALUD Y BIENESTAR

  • Masaje en pareja: ¿quién no disfruta de un buen masaje relajante? Y mucho más si es con la pareja en la misma habitación, con buena música y una luz de ambiente romántico.
  • Una tarde de spa: un viaje relajante a través de los chorros de agua y los baños de vapor. ¡Puede llegar a ser muy divertido!
  • Aceites de masaje: quizá no hace falta pagar a un masajista para disfrutar del masaje en pareja y simplemente necesites ayudarte de unos aromáticos aceites. Cuánto mas practiquéis, mejor lo haréis. Además es una muy buena habilidad que cultivar.
  • Bombas de baño: una alternativa muy agradable es montarse el spa en casa con unas bombas de baño orgánicas. ¡Es maravilloso el tacto y el olor tan agradable que dejan!

HOGAR

  • Unas velas de cera de abeja o de soja: las velas tienen un componente místico y romántico, al mismo tiempo que hogareño, que hace que seamos muchos los que estemos enamorados de ellas y nos encanten que nos regalen velas. Para hacerlas ecológicas, al mismo tiempo que saludables, lo mejor es evitar las de parafina y elegir aquellas que estén hechas con cera de abeja. Si quieres una opción vegana, o simplemente quieres dejar a las abejas tranquilas, puedes optar por aquellas de soja.
  • Un pijama de algodón/ lino/ seda: un bonito pijama o camisón puede ser un detalle muy romántico para la pareja. Podemos optar por tejidos naturales, mucho más respetuosos con el medio ambiente.
  • Una foto o un cuadro de vosotros enmarcado: sencillo, práctico y que, por norma general, suele emocionar mucho a las parejas. Siempre es bonito llegar a casa y ver una foto vuestra. También podéis mejorarlo con un calendario personalizado, eso sí, de febrero a febrero.

COCINA

  • Un té especial con una tetera o vaso para el té: si tu pareja es una apasionada del té, una buena opción es regalarle su té favorito, o alguna variedad que quiera probar y que no se atreva. Y si ya le facilitas la labor con una tetera o un vaso bonito, mejor que mejor.
  • Un café en grano de buena calidad con un molinillo de café: similar al té, pero cambiando el ingrediente al café.
  • Un juego de especias de alta calidad: puede que tu pareja sea una entusiasta de la cocina y de las especias en particular. ¿Por qué no regalarle sus especias favoritas? O bien un bonito carrusel de almacenaje de especias con los botecitos que más utilice. Es una buena forma de tenerlas todas ordenadas y no desperdigadas por la cocina.
  • Chocolate negro del 85% o más: una de las primeras cosas en las que te fijas al cambiar a un estilo de vida saludable es en los ingredientes de los postres de chocolate. Lamentablemente, no existen los tradicionales bombones de regalo de San Valentín cuyo primer ingrediente no sea el azúcar. Por eso, nuestra propuesta es regalar un buen surtido de chocolate puro. O crear vuestro propio chocolate casero.

OCIO

  • Un libro electrónico: si sigues los consejos de Marie Kondo, no podrás tener más de 30 libros en formato físico en tu hogar. Sin embargo, una buena forma de hackear el sistema es mediante un libro electrónico. Si tu pareja todavía no tiene uno, es una manera muy práctica de almacenar muchísimos libros en poquísimo espacio. Es ideal para parejas que viven en espacios reducidos. El mejor libro para San Valentín: Los 5 lenguajes del amor, de Gary Chapman.
  • Una cena romántica: una cena en vuestro restaurante favorito. O bien una cena en casa cuidada hasta el mínimo detalle. Música, velas, vuestros platos favoritos y un buen postre casero. ¿Qué más se puede pedir?
  • Un viaje: no hace falta que sea un viaje largo. A veces, ni siquiera hace falta salir de la ciudad. Ese “viaje” puede simplemente ser regresar al lugar donde os conocisteis. O aquél en el que empezasteis a salir. Este “viaje en el tiempo” puede llegar a ser una actividad muy romántica y muy frugal.

OTROS

  • Tarrito romántico. La idea es coger un tarro pequeño, decorarlo y meter dentro frases escritas a mano sobre cosas buenas de tu pareja. Así ella, cada vez que tenga un mal momento, podrá leer una de esas frases y se animará.
  • Cuento personalizado. Si se te da bien juntar palabras, ¿por qué no escribir una historia corta con tu pareja como protagonista? ¡Seguro que le hace muchísima ilusión!
  • Postal personalizada. En todas las tiendas hay muchas tarjetas por San Valentín. Seguro que con un poco de habilidad y de tiempo eres capaz de crear una mucho más sentimental.

Y con esto, esperamos que acertéis de lleno con vuestras parejas y tengáis un San Valentín de locura. ¡Feliz San Valentín!