Cómo calcular tu salario real

Todos sabemos lo que cobramos. Nos llega al final de mes en el banco, si es que la empresa no está en impagos. Muchas veces pensamos que ese salario es por las 8 horas de trabajo diario que hacemos, o quizá más, y no nos paramos a analizar detenidamente nuestro salario real por hora. Esto puede ser un problema si comparamos trabajos tan sólo por el salario que nos ofrece. Conozco varias personas que tan solo por cobrar un poco más han hecho cambios de los que se han arrepentido. Espero que la información que incluyo aquí te ayude a calcular tu salario real.

En general, suele ser más sencillo calcular cuánto dinero ganas por cada hora en el trabajo y, a partir de ahí, extrapolar el salario real. Con tal de simplificar los cálculos, para una persona con el trabajo típico de lunes a viernes, asumimos que cada mes tiene cuatro semanas y cada semana cinco días hábiles. Aunque no es exactamente así siempre, nos dará una buena aproximación.

Primero tenemos que calcular cuántas horas dedicamos al trabajo cada semana. Esto no se refiere sólo a las horas que trabajamos, sino a todas aquellas actividades que realizamos debido al trabajo. Las más habituales suelen ser: ir y volver de trabajar y la hora para comer no remunerada. Sin embargo, hay otras más imperceptibles, como eventos de obligada asistencia fuera de las horas habituales de trabajo, o viajes. En mi caso, para los viajes suelo contar todo el día como trabajo. Quizás mi experiencia es muy desafortunada pero jamás he tenido la oportunidad de hacer turismo. Para no hacerlo tan aburrido usaremos a Mr Frugal como caso de estudio.

Mr Frugal trabaja en una oficina típica, 7 horas y media al día con una hora para comer. Lo cual suma, al menos, 8 horas y media al dia. Para ir a trabajar, suelo ir tres días a la semana en bicicleta (2 horas en total por día), un día en transporte público (3 horas en total) y el otro día trabaja desde casa (y menos mal). Aunque en mi empresa se hagan bastantes eventos sociales, afortunadamente me suelo escapar de la mayoría, por lo que podemos aproximarnos a unos 10 minutos extra por semana.

Para finalizar, cada dos jueves voy a una reunión de Toastmasters para hablar mejor en público (y así poder convencer mejor al resto con mis ideas), lo cual es bastante útil en un entorno empresarial. No tiene nada que ver, pero hay una cita de John Sonmez a este respecto que me encanta “Si no convences a los demás de que tu estúpida idea es la mejor, terminarás implementando la idea estúpida de otra persona”. Al final tenemos en mi caso:

  • Día de trabajo en bicicleta: 7h30’+1h+2h = 10h30’
  • Día de trabajo en transporte público: 7h30’+1h+3h = 11h30’
  • Dia de trabajo desde casa: 7h30’ (no cuento la comida, porque al fin y al cabo estoy en casa y debería de comer igualmente)
  • Extras semanales: 10’+30’ = 40’

Sumando todo lo anterior y haciendo la media, tenemos que cada semana trabajo 51h10’, por lo que partido entre 5 días hábiles tenemos casi 10h15’. Muy lejos de las 7h30’ que pone en mi contrato.

Una vez sabemos las horas que trabajamos a la semana y cada día de media, pasamos al salario. En España es habitual referirse al salario en neto mensual, mientras que en Estados Unidos lo habitual es referirse a él en bruto anual. Por mi parte, prefiero pensar en el salario en términos de bruto anual ya que cada cual puede pagar diferentes impuestos. Para este cálculo en concreto, se simplifica mucho más si tomamos el salario neto mensual.

En el aspecto del salario hay que pensar aquellas cosas que sólo las tenemos debido al trabajo. Por ejemplo, tengo un amigo que detesta las camisas, pero es norma de empresa ir en camisa a trabajar. Por lo tanto, el gasto de este amigo mío en camisas sería un coste laboral que restar de su salario neto. Otros más habituales suelen ser plaza de parking en el lugar del trabajo, la gasolina o ciertas comidas obligadas, como al despedir a un compañero que se cambia de empresa. Volviendo a Mr Frugal, en mi caso mi gasto más relacionado con el trabajo es el mantenimiento de mi bicicleta y el transporte público, que me cuestan unos 15 euros a la semana (el año pasado fue malo con la bicicleta, ya que me robaron la rueda delantera y se me rompieron varios radios de la rueda).

Si Mr Frugal fuera un mileurista, su salario neto real sería de unos 940 euros al mes. Dividiendo por el número de días laborables del mes tenemos un total de 47 euros al día. Ahora partimos ese número por el total de horas dedicadas al día al trabajo y tenemos que por cada hora de trabajo gano alrededor de 4,7 euros.

Espero que os sea útil, también para saber con más exactitud las horas de trabajo que os cuesta cada compra y así seáis más conscientes del coste real de vuestras decisiones. Como seguramente ya habréis leído “Ver el uso del dinero como gasto de vida al trabajar” os daréis cuenta de que subcontratar ciertos servicios, como la señora de la limpieza, son bastante más caros de lo que parecen.

 

Anterior

Comparativa de desayuno (Parte II)

Siguiente

El pelo femenino y la guerra contra los champús

2 comentarios

  1. Gracias por tu aportación. Feliz semana.

Deja una respuesta

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén & Aviso legal & Política cookies & Política de privacidad