Mes: julio 2019

Comparativa de desayuno (Parte III)

Recuerdo que, cuando tenía 3 años, a la hora del recreo nos daban un vaso de leche para almorzar. A mí no me gustaba la leche y todos los días montaba un circo en el colegio por ello. A la maestra, en ese momento, se le ocurrió que sería buena idea añadirle cacao en polvo para ver si así me la tomaba. Mi madre, dispuesta a probar cualquier cosa para que yo comiera más alimentos, compró un bote de Cola Cao y lo llevó al día siguiente para que se le añadiera a mi vasito de leche. Evidentemente, aquel vasito marrón, lleno de cacao y azúcar, me encantó. La hora del almuerzo dejó de ser un drama y muchos compañeros de clase empezaron a pedir su leche con el preciado cacao. Y ya en casa, pasó a ser mi desayuno (y muchas veces mi cena) durante muchísimos años.

Ahora echo la vista atrás y me doy cuenta de que mi cuerpo, desde bien pequeña, era muy sabio. Mi tolerancia a los lácteos es más bien escasa y, sin embargo, ha sido al comenzar mi vida paleo cuando me he dado cuenta de ello. Cuando vivía con mis padres, todos los días tomaba un par de vasos de leche, ya fuera con cacao en polvo o café. Como mi comida favorita era (y sigue siendo) el queso, prácticamente todas las noches tomaba alguna cuña, o me hacía un bocadillo de queso para merendar, o pedía una loncha en mi pechuga de pollo o mi filete de carne… Vamos, que me atiborraba de lácteos todas las semanas. 

Sigue leyendo

FrugalHacks Paleo: el kéfir

Hoy quiero hablaros de algo que me encanta: los frugalhacks paleo. Básicamente, se trata de alimentos paleo que resultan muy beneficiosos para nuestro organismo, con el añadido de ser muy baratos o que requieren de muy poco tiempo. El de hoy reúne lo mejor de ambos mundos. Hoy toca hablar del kéfir de leche.

Sigue leyendo

Qué es el “Batch cooking” y por qué te ahorrará quebraderos de cabeza

Algo que Mr Frugal y yo teníamos claro cuando decidimos comenzar nuestra andadura juntos es que los dos queríamos comer comida saludable y casera sin pasar demasiado tiempo de nuestra vida cocinando. Queríamos poder llevarnos nuestros tuppers de comida a nuestras respectivas oficinas pero también aprovechar las tardes/noches sin tener que cocinar la cena o la comida del día siguiente. En definitiva, comer sano sin sacrificar nuestro ocio.

Para poder cumplir nuestro objetivo, un plan de comidas se convertía en algo esencial. ¿Y por qué un plan de comidas? Pues porque esto no permite planificarnos toda la semana, teniendo claro qué vamos a desayunar, comer y cenar cada día de la semana en lugar de ir improvisando y, por tanto, perdiendo tiempo en ir a comprar o evitar el darse cuenta a medio cocinar que falta algún ingrediente o similares. Además, en caso de estar realizando alguna dieta, permite calcular muy bien las calorías que se van a consumir durante la semana y poder ajustar cantidades. También es útil para evitar comprar de más y acabar tirando alimentos porque han caducado esperando a ser comidos en la nevera.

Sigue leyendo

¿Por qué debes planificar tu vida?

Alicia en el país de las maravillas es un libro que contiene muchas perlas de sabiduría. El que inspira este post es una perla que ocurre cuando Alicia se encuentra en un cruce de caminos y le pregunta a Gato de Cheshire qué camino es el correcto. Él le responde que a dónde se dirige. Alicia no lo sabe, por lo que Gato de Cheshire, al final, le dice lo siguiente “Si no sabes donde vas, poco importa el camino que tomes.”

Dicha frase puede aplicarse perfectamente a nuestra vida. Muchas veces yo mismo he sentido que soy un barco a la deriva. Me acuerdo perfectamente de una temporada de un altísimo estrés en el trabajo. Al llegar a casa, estaba tan agotado que solía pedir una pizza a domicilio. A pesar de que quería estar físicamente atractivo nunca llegué a plantearme un plan o una estrategia para lograrlo. Eso hacía que mi deseo de descansar y olvidar mi día de hoy tuviera mucha más fuerza que cocinar algo más saludable para cenar. Y ya si eso mañana seguro que irá mejor. Evidentemente eso no ocurrió.

Sigue leyendo

La importancia de saber lo que comemos (Parte 1-B)

En esta continuación de “La importancia de saber lo que comemos”, enfocada a una primera parte sobre la calidad de los alimentos, nos vamos a centrar en la información nutricional que nos proporciona el etiquetado, así como los semáforos nutricionales más utilizados. Por último, veremos unas conclusiones a modo de resumen de esta Parte 1. 

Información nutricional

Los productos, además de los ingredientes, nos ofrecen una serie de valores nutricionales desglosados en proteínas, carbohidratos (normalmente indicando fibra y azúcares) y grasas, muchas veces haciendo especial énfasis en las grasas saturadas. Estos valores suelen venir por cada 100g de productos y por la ración recomendada por el fabricante.

Sigue leyendo

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén & Aviso legal& Política cookies & Política de privacidad