Cerebro de pan es un libro muy recomendable para todas las personas. En un mundo como el actual, donde el pan y las harinas  invaden prácticamente todos los alimentos, es bueno saber cómo éstas nos afectan a corto y a largo plazo. Este conocimiento nos permite tomar mejores decisiones sobre nuestro día a día y sobre nuestros hábitos.

Se habla mucho últimamente sobre el pan, los cereales y los carbohidratos. Muchos opinan que son muy negativos para la salud mientras otros defienden que son muy saludables y necesarios para nuestro cuerpo. La realidad es que cada persona es diferente y tiene diferentes niveles de sensibilidad al gluten. Uno de los problemas es que, a no ser que seas celíaco, es complicado saber tu nivel de sensibilidad. Puedes probar a eliminar completamente el gluten entre 1 a 3 meses y re-introducirlo, a ver qué ocurre. Es útil hacerlo, pero muy poco científico.

Sin embargo, antes de proseguir con cómo Cerebro de Pan me cambió mi vida, hay ciertos hechos que son fácilmente demostrables y que por sí solos son suficientes para reducir su ingesta. 

  • El pan es un alimento que por las calorías que aporta es muy pobre nutricionalmente.
  • El pan aumenta el riesgo de sobrepeso. Eso se debe a varios mecanismos, como su carga glucémica, su poca saciedad o a que puede resultar adictivo. Yo mismo lo he experimentado en el pasado pudiendo comer una barra entera de pan recién tostado con aceite y sal. 
  • El pan es muy inflamatorio, lo cual potencia enfermedades crónicas.

Si quieres saber más sobre el pan, Marcos Vázquez en su genial blog tiene un artículo dedicado a él. Puedes leerlo haciendo click aquí.

Portada libro cerebro de pan

La portada del susodicho libro.

 

¿De qué trata Cerebro de Pan?

Cerebro de Pan trata de cómo el gluten afecta a la salud y, en especial, a las funciones cerebrales. A través de varios pacientes suyos, el escritor, el doctor David Perlmutter, un reconocido neurólogo, nos va contando los problemas que sufrían dichas personas y cómo tras seguir una dieta libre de gluten y alta en grasas saludables empiezan a remitir los problemas. Mediante estos ejemplos se va haciendo referencia a varios estudios que refuerzan su tesis.

También se aprovecha para dar a conocer otros problemas que podrían estar asociados al consumo de cereales con gluten, aunque sin estar relacionados directamente con el cerebro, como la diabetes. Va explicando todo ello mientras trata otras cuestiones muy interesantes, como el efecto del sueño o del ejercicio en nuestra salud.

Durante el libro va desgranando su método para tratar a los pacientes de su consulta. Empieza  con pruebas específicas para determinar si el paciente es sensible al gluten y en qué grado. Tras ello, introduce a sus pacientes en su dieta. Dicha dieta elimina alimentos con gluten y prioriza grasas saludables y verduras, evitando alimentos con alta carga glucémica como el arroz. Podemos pensar en dicha dieta como una dieta similar a la cetogénica pero sin restringir tanto los carbohidratos.

El siguiente paso de su método consiste en promover la realización de ejercicio, generalmente aeróbico, al empezar e ir incrementando conforme se gane confianza y forma física. Su método suele finalizar con una parte dedicada al sueño y su importancia para la correcta función cerebral. Dicho método está resumido de manera sencilla en un plan de acción de un mes.

¿Por qué Cerebro de Pan puede cambiar tu vida?

El libro de Cerebro de Pan puede cambiar tu vida porque mediante su lectura te hace reflexionar en lo que comes y cómo te podría afectar a corto y a largo plazo. Te hace reflexionar en el impacto que tiene el consumo de gluten y su prevalencia en una dieta típica española. También resulta muy impactante que un cambio de dieta pueda afectar en tal medida el funcionamiento del cerebro y tu estado de ánimo. Este libro también resulta muy interesante para esclarecer bastante de la confusión existente alrededor del consumo de gluten. 

Creo que uno de los principales motivos para leer Cerebro de pan es que puede darte un empujón a probar durante un período de tiempo prolongado 1-3 meses, una dieta sin gluten y descubrir si mejora o no tu vida. En el caso de que seas sensible al gluten, serás algo que agradecerás haber descubierto de por vida.

¿Cómo ha cambiado mi vida?

En mi caso me permitió romper mi hábito de consumir pan de manera habitual, haciendo que mi grasa corporal se redujera considerablemente. También he notado que al reducir sensiblemente la cantidad de gluten que como, la cantidad de cefaleas que padezco es infinitamente menor. Todavía recuerdo cuando hace años lo habitual para mí era pasar el domingo con dolor de cabeza permanente. Ahora es muy raro que tenga una, lo cual hace que mi vida sea infinitamente mejor.

Otro de los motivos por los que Cerebro de Pan ha cambiado mi vida es porque partes de su contenido se ha hecho realidad en frente de mis ojos. Por ejemplo, uno de mis grandes amigos de toda la vida era epiléptico y hace poco le descubrieron que era intolerante al gluten. Dicha relación entre epilepsia y gluten es algo que se trata en el libro. 

Antes de terminar, debo señalar que si bien Cerebro de Pan contiene mucha información interesante, es sensacionalista en varios aspectos. Leedlo con espíritu crítico y no cometáis el error de pensar que, porque es un libro, tiene que ser la verdad absoluta. Eso sí, tened presente que es un libro de Estados Unidos. En Estados Unidos lo habitual es que los alimentos (especialmente el trigo) estén modificados genéticamente y tengan altos niveles de pesticidas. Se sabe que las toxinas y alimentos modificados genéticamente alteran el funcionamiento de la microbiota impactando en el cerebro. Como curiosidad, hay personas celíacas en Estados Unidos que al viajar a Europa podían comer gluten sin problemas. Si queréis profundizar en el asunto, podéis hacer click en el siguiente enlace: post american vs european wheat