Hoy quiero seguir hablando de algo que me encanta: los frugalhacks paleo. Básicamente, se trata de alimentos paleo que resultan muy beneficiosos para nuestro organismo, con el añadido de ser muy baratos o que requieren de muy poco tiempo. El de hoy es un gran conocido en nuestras cocinas. Hoy toca hablar del aceite de oliva virgen extra.

El aceite de oliva virgen extra se lleva utilizando en la cocina mediterránea desde tiempos inmemoriales, siendo la oliva y el aceite una parte básica de la economía. Por ejemplo, los griegos solían dar a los ganadores de las olimpiadas una rama de olivo. Los romanos tenían en gran aprecio el oro líquido y consideraban a los pueblos bárbaros porque no sabían cocinar con dicho líquido. En esos tiempos tan remotos, el mejor aceite de oliva era de origen Hispánico. Supongo que por eso España es a día de hoy líder mundial en producción de aceite. 

En mi caso, el aceite de oliva siempre ha estado presente en mi vida, muchas veces comprado de la cooperativa del pueblo. Lo cual agradezco enormemente tras saber los grandes beneficios que aporta.

¿Qué beneficios nos aporta el aceite de oliva virgen extra?

El mayor beneficio del aceite de oliva proviene de un fenol llamado oleocantal. A grosso modo, un fenol es un compuesto de las plantas que estimulan los mecanismos de reparación del cuerpo al consumirse. En el caso del oleocantal, éste nos ayuda de diferentes maneras.

La primera manera en la que nos ayuda es mediante sus efectos anti inflamatorios, siendo estos tan potentes que pueden compararse a una dosis pequeña de ibuprofeno. Eso sí, sin sus efectos secundarios. Esto nos beneficia ya que numerosas enfermedades modernas se originan mediante una sobre-inflamación de nuestro cuerpo.

Otra de las maneras en la que nos beneficia el oleocantal es que tiene el potencial de limpiar el cerebro de placas amiloides, una proteína pegajosa que se encuentra en niveles tóxicos en el cerebro de aquellos enfermos con alzheimer. En este caso, el fenol incrementa la actividad de las enzimas que descomponen dichas proteínas pegajosas, lo cual ayuda a proteger al cerebro y prevenir su declive.

El último beneficio que voy a enumerar del oleocantal es que se ha comprobado que puede ayudar a prevenir el cáncer e, incluso, puede ayudar a eliminar células cancerígenas sin dañar las células de alrededor.

Dejando ya el oleocantal, el aceite de oliva nos puede ayudar a mantener el peso, especialmente si consumimos un exceso de carbohidrato. Esto se debe a que el AOVE bloquea una enzima del tejido graso que crea grasa a partir de un exceso de carbohidratos en la dieta.

También es bueno saber que el AOVE es una buena fuente de grasa monoinsaturada. Es una grasa saludable que ayuda a mantener la salud de las arterias y del hígado. Miss Paleo habla sobre ello en su post de los macronutrientes, que podéis leer aquí. Ya para terminar los beneficios que el aceite de olive virgen extra nos aporta al cuerpo cuando lo consumimos es su aporte de vitamina E. Dicha vitamina es un antioxidante que protege las estructuras grasas del cuerpo, como el cerebro, del desgaste de la edad.

El AOVE también tiene grandes ventajas aún sin consumirlo. Lo podemos aplicar como un gel por nuestra piel ya que la hidrata y nutre. Eso se debe a sus ácidos grasos y al aporte de vitaminas, como la E y la K, que ayudan a retrasar el envejecimiento. También puede aplicarse sobre el cabello, fortaleciendolo y otorgándole brillo.

Consejos para el consumo del aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra siempre se recomienda tomarlo crudo ya que no altera ninguna de sus propiedades beneficiosas. Cuando lo calentamos, el aceite sufre un proceso de degeneración que puede generar compuestos problemáticos, como radicales libres altamente oxidativos.

En el caso del aceite de oliva, dichos compuestos se mitigan por la presencia de antioxidantes, por lo que representa un riesgo muy reducido. Además, cuando lo comparamos con otros aceites, como el de girasol o el de soja, vemos que el aceite de oliva es mucho más resistente al calor. Por lo tanto, aunque lo mejor sea tomarlo crudo, no tengas ningún tipo de miedo de usarlo en la cocina. 

Si te interesa conocer más sobre los distintos tipos de aceites vegetales, hay un artículo muy recomendable de Fitness Revolucionario que podéis leer aquí: https://www.fitnessrevolucionario.com/2019/03/06/mejores-aceites-para-cocinar/

¿Por qué lo considero un frugalhack?

Como ya hemos visto el aceite tiene innumerables ventajas, especialmente en el área de evitar el declive cognitivo del cerebro.Tan sólo tomando aceite de oliva virgen extra todos los días podemos retrasar la aparición de enfermedades como el Alzheimer y la demencia. Gracias a los fenoles que contiene, también reduce la inflamación que, como ya sabemos, se encuentra detrás de muchas de las enfermedades del mundo moderno.

Por si eso no fuera suficiente, obtener sus beneficios no nos va a requerir de mucho tiempo o esfuerzo. Lo podemos tomar crudo ya sea en ensaladas o en platos como aliño. Me encanta utilizarlo en salsa chimichurri. También lo podemos utilizar sin problema en cocinar, siempre y cuando evitemos freír durante largos periodos de tiempo.

En conclusión, un aceite altamente beneficioso muy fácil de consumir. Debería de convertirse en un ingrediente básico de nuestra cocina.

Referencias:

Genius food

Teleoliva