No es ningún secreto que soy un apasionado del café. Por ello no es de extrañar que, cuando estuve leyendo el libro “Bulletproof Diet,” las explicaciones de Dave Asprey sobre su café me sorprendieron. Lo hicieron por varios motivos, por lo que voy a detallar en este post cómo hacer un auténtico Bulletproof Coffee, por qué es beneficioso para nuestro cuerpo y cómo lo he introducido a la dieta.

Antes de empezar, otro de los motivos que me lleva a hacer este post es desterrar dos ideas. La primera es que el Bulletproof coffee no es nada más que café con mantequilla y aceite. La segunda es que, cambiar tu desayuno por Bulletproof coffee, va a hacer que estés mucho más saludable, con el cerebro más alerta. Vamos, algo así como un alimento milagroso que solucionará todos tus otros problemas respecto a tu dieta.

Auténtico Bulletproof Coffee – Ingredientes

Para hacer un auténtico Bulletproof coffee hay dos partes que es imprescindible conocer. La primera son los ingredientes y la segunda la receta. Ya sé que puede parecer trivial, pero para obtener todo el potencial de este modo de hacer café, los ingredientes son esenciales. Por ello, es lo primero que trataremos.

Café

No todos los cafés son iguales. Yo lo descubrí en la universidad y sus maravilloso cafés apodados “petróleo” ya que sabían igual que su apodo. Sin embargo, no solo cambia el sabor, los aromas o los matices. También son importantes sus antioxidantes y, para el caso que nos ocupa, las toxinas.

Hay unas toxinas muy comunes en el café llamadas micotoxinas o toxinas provenientes del moho. A pesar de que todo nuestro café tiene niveles seguros de estas toxinas, eso no significa que sean las ideales. En función de lo sensible que sea tu cuerpo a ellas, el café te sentará mejor o peor, provocando primero un efecto excitante y luego tendrás un “bajón”, donde esa energía se te acabará de golpe, necesitando otro chute de energía. Como curiosidad, también se relacionan estas toxinas con la ansiedad e irritabilidad que sentimos si bebemos demasiado café. 

Dave Asprey (el creador del Bulletproof Coffee) es extremadamente sensible a esas toxinas, por lo que él considera que el único nivel bueno de esas toxinas es cero. Estuvo experimentando todos los cafés posibles para saber cuál era el que le funcionaba mejor y al final, desesperado por la inconsistencia de sus resultados, decidió hacer su propia marca de cafés. En su marca cuida todos los aspectos del proceso asegurando que no tienen ninguna de esas micotoxinas.

Por consiguiente, si quieres hacer un auténtico BulletProof coffee, necesitas el café Bulletproof. Esto tiene varios problemas: el primero que es difícil de conseguir en Europa y el segundo es que es caro. La alternativa es encontrar el café con menor cantidad de micotoxinas. Esto no es fácil, ya que no se ponen en las etiquetas y las mismas marcas pueden tener niveles inconsistentes entre ellas. Dave recomienda ir a una tienda especializada en café y comprar café de origen único de Centro-América, preferiblemente cultivado a gran altura y producido en cantidades pequeñas.

En conclusión, el café es la parte más importante del Bulletproof coffee, ya que el café adecuado nos proporciona mucha más energía y concentración mental que un café normal. Por así decirlo, sus efectos son mucho más parecidos al matcha que al café, pero con la energía adicional por la cafeína.

Mantequilla

La mantequilla es el segundo ingrediente imprescindible del Bulletproof coffee. Esta mantequilla ha de provenir de leche de vacas de pasto. El motivo es que dicha mantequilla es alta en vitaminas solubles en grasa, antioxidantes, grasas saludables y vitaminas A, E, D y K. En caso de usar una mantequilla normal, perderíamos muchos de estos beneficios, con el problema añadido de consumir más toxinas y omega 6.

Hay tres motivos principales por los que se debe usar mantequilla y no leche. El primero y más evidente es porque es mucho más beneficioso. El café contiene antioxidantes llamados polifenoles que, entre otros beneficios, mejoran el rendimiento. El problema es que la leche contiene muchísima más caseína que la mantequilla, disminuyendo significativamente la biodisponibilidad de los polifenoles. Por lo tanto, si queremos sacarle el mayor partido a nuestro café (el cual será de muy buena calidad dado lo explicado en la sección de café), es mejor dotarlo de una grasa saludable.

El segundo motivo para no usar leche es que los procesos de pasteurización y homogeneización destruyen muchos de los nutrientes de la leche, además de oxidar las grasas. De hecho, es muy común que la leche cause reacciones alérgicas y su consumo se puede asociar a bastantes enfermedades. Un ejemplo serían las enfermedades autoinmunes, osteoporosis, artritis, problemas de corazón, cáncer o autismo. También hay que destacar que, en mucha gente, la caseína de la leche se convierte en casomorfina, que puede ser adictiva, causar antojos y provocar pequeños cambios de comportamiento. Por lo tanto, la mantequilla es mejor que la leche porque tiene más beneficios y bajísimos niveles de caseína.

El tercer motivo es que, al añadir la mantequilla, el café se vuelve muy saciante, por lo que en principio no deberíamos tener hambre. También ayuda que al ser pura grasa no interrumpa el ayuno intermitente (o eso afirma Dave en su libro) por lo que convierte el Bulletproof Coffee en un desayuno por sí mismo que no interrumpe el ayuno. Por así decirlo, es una manera de “hackear” el ayuno intermitente y facilitarlo en gran medida.

Aceite

Y por fin llegamos al tercer ingrediente, el aceite. Pero no es cualquier aceite, es MCT  proveniente del aceite de coco. Se llama así por su alto contenido en triglicéridos de cadena media. El aceite de coco tiene múltiples beneficios que ya hemos hablado anteriormente pero en este caso el MCT es mejor. Eso se debe a su gran contenido en triglicéridos de cadena media. Este tipo de aceite es digerido rápidamente por el hígado, proveyendo energía en forma de grasa y de cetonas. El hecho de que genere cetonas es muy beneficioso si te tomas el bulletproof en ayunas porque te permite entrar temporalmente en cetosis sin todos los sacrificios asociados a ello. Concretamente, te permite quemar grasa más rápidamente (se utiliza para energía en vez de carbohidrato) además de usar cetonas para la función cerebral, aumentando el rendimiento cognitivo y reduciendo los antojos.

El segundo beneficio importante del MCT es que, tomado en ayunas, mejora nuestra microbiota intestinal. Por así decirlo, suprime las bacterias de nuestra microbiota encargadas de almacenar grasa. Cuando se combina con el café y la mantequilla, lo que está sucediendo en nuestro interior es que, mientras el MCT bloquea las bacterias acumulagrasa, los polifenoles del café, ayudados de la mantequilla, alimentan a las bacterias quemagrasa. A la larga, esto conlleva a que nuestra microbiota tenga muchas bacterias quemagrasa y resulte más fácil perder peso.

Auténtico Bulletproof Coffee – Receta

Una vez tenemos todos los ingredientes, vamos a pasar a cómo combinarlos juntos para obtener el máximo partido.

A la hora de hacer el café, no todos los métodos valen. Los mejores son aquellos que usan un filtro metálico, como la french press, el moka pot o cafetera italiana y el espresso. El motivo es que el café tiene aceites muy beneficiosos que se pierden si se hace el café con filtro de papel. Un ejemplo de estos aceites son el kahweol y el cafestol, que son agentes anti-inflamatorios que nos protegen contra la oxidación y lesiones en el ADN.

Cuando combinamos todos los ingredientes, es importante mezclar la mantequilla y el aceite MCT en una batidora. Al hacerlo de este modo, la mantequilla se descompone en algo llamado micelas, que permite al cuerpo usar grasa como energía. Tu bilis también produce estas micelas, pero a mayor cantidad de micelas, más grasa utilizará tu cuerpo como energía, favoreciendo todavía más la pérdida de grasa.

En cuanto a las cantidades, el café se echa al gusto y de mantequilla alrededor de 25 gramos. Sobre el MCT depende de su pureza, pero en general suele ser entre 10-15ml. Debido a su alta cantidad de calorías (500kcal aprox por bulletproof coffee)  yo no recomendaría tomar más de uno al día. Eso sí, empezad poco a poco con MCT, ya que el cuerpo suele tardar en acostumbrarse.

Mi opinión sobre el Bulletproof Coffee

Como hemos podido ver, hay bastante más ciencia detrás de este café de lo que parece, juntando una buena combinación de elementos que lo pueden hacer muy interesante. Entre ellos, el potencial para quemar grasa del cuerpo y perder peso. Si te encanta el café, y tienes problemas para aguantar ayunos intermitentes largos (16 o más horas), incluir un bulletproof coffee te puede ayudar, siempre y cuando consideres que no rompe el ayuno, tal y como Dave Asprey asegura en su libro.

También creo que puede ser muy beneficioso en el contexto de una dieta cetogénica, ya que es una manera muy sencilla de añadir grasa a la dieta evitando el desayuno mientras se potencia la pérdida de peso. En este caso no creo que sea problema hacer ayunos intermitentes largos porque, en una dieta cetogénica bien hecha, no deberías de tener hambre.

Otra opción interesante para incluirlo en tu día a día es si estás tratando de eliminar el azúcar o la leche en tu dieta pero el café negro se te resiste. El hecho de añadir mantequilla hace que tenga un sabor mucho más agradable. El café resultante es menos amargo y mucho más palatable, especialmente si utilizas buen café.

Sin embargo, no todo es oro lo que reluce. Para mí hay tres problemas principales con este café. El primero es que no es para nada frugal, ya que el café ha de ser de buena calidad y no es nada barato. De hecho el café oficial cuesta 15 dólares las 12 onzas, que traducido a España serían 14 euros los 340 gramos, unos 42 euros el kilo. Sin contar el aceite MCT y la mantequilla que, al ser de pasto, puede subir considerablemente.

El segundo problema es que introduces una gran cantidad de grasa en el cuerpo, por lo que has de asegurarte muy bien de que el resto de tus alimentos sean densos nutricionalmente. No creo que sea un problema para gente que cuide su alimentación, pero creo que es un error pensar que por tomarte un bulletproof coffee cada mañana te va a hacer perder peso por sí solo.

Y eso me lleva al tercer punto. Dave asegura que, tomándote uno de sus cafés para desayunar, es suficiente para no tener antojos y hambre hasta la hora de la comida. Si haces una buena dieta y tienes la leptina regulada quizás sea cierto, pero es una afirmación que hay que tomar con cautela. En mi caso, llevo un tiempo experimentando con este café y, si bien facilita el ayuno, no hace milagros.

Conclusiones

Espero que si ahora alguno de tus amigos o conocidos te habla de la locura de poner mantequilla y aceite en el café, ya sepas por dónde van los tiros y de la ciencia que hay detrás de ello. En mi caso, he sustituido el café de la mañana por una versión con menos mantequilla (y sin batidora… para suerte de mis vecinos) y he de decir que me sienta mejor, pero no puedo asegurar si es por añadir más grasas o por eliminar la leche. Siempre te puedes animar a probarlo y compartir tus resultados. Los míos, por ahora, son satisfactorios y seguiré un par de meses más para saber cómo afecta a mi peso y mi cintura.

Referencias